Aumentan un 10% los donantes de tejidos gracias a las donaciones de los forenses de Justicia

Donació de teixits
  • El Banco de Sangre y Tejidos ha habilitado un quirófano para extraer tejidos al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (IMLCFC)
  • Des de hace dos años la sede de los forenses hacen donaciones de córneas y ahora también de piel, tejido óseo, ligamentos, tendones y arterias

El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cataluña (IMLCFC) se ha convertido en el centro forense pionero en hacer donación de tejidos, gracias al nuevo quirófano habilitado por el Banco de Sangre y Tejidos en su sede que garantiza las medidas estériles necesarias, como si se tratara de un hospital. Eso ha permitido empezar la fase de extracciones de tejidos de los cadáveres que llegan, una vez superado con éxito el proyecto de extracción de córneas. Es la primera vez en todo el Estado que un instituto forense forma parte de los centros subministradores de tejidos para uso clínico.

Desde julio de 2017, tres profesionales sanitarios (un médico y dos técnicos) del Banco de Sangre y Tejidos de Cataluña (BST) practican en el nuevo quirófano del Servicio de Patología Forense de la Ciudad de la Justicia de Barcelona y el Hospitalet las extracciones de tejido cutáneo, osteotendinoso, corneal y vascular, que servirían para trasplantar a pacientes del sistema público de salud.

Desde entonces se han registrado en el IMLCFC un total de 40 donantes de tejidos, una cifra que supone casi el 10% de los donantes anuales de tejidos de toda Cataluña. Todos ellos han estado donantes de tejidos músculoesquelético; una buena parte, de tejido cutáneo; y una cuarta parte, de cardiovascular (básicamente arterias). El perfil del donante es un hombre de unos 57 años muerto de accidente o por una enfermedad cardíaca, unos diez años más joven que el donante que viene del ámbito hospitalario. El IMLCFC practica autopsias a unos 2.600 cadáveres al año en Barcelona, y se puede extraer tejido entre el 15 y el 20% de los donantes.

Eso ha sido posible gracias al nuevo impulso del acuerdo firmado entre el IMLSCFC, el BST, el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), el Servicio Catalán de Salud y el Hospital Clínic, que ha facilitado y agilizado las donaciones de tejidos en caso de muerte por accidente, o muertes naturales extrahospitalarias que no interceden la práctica de la autopsia.

La secretaria de Relaciones con la Administración de Justicia, Patrícia Gomà, ha destacado que el Departamento de Justicia quiere “ofrecer una segunda vida a los tejidos que llegan al Instituto“. Se trata de personas jóvenes, que han sufrido un accidente o que han muerto por causas naturales. “Sus tejidos pueden ayudar a recuperar la salud a personas enfermas“, ha añadido.

El Dr. Esteve Trias, director del Banco de Tejidos, sostiene “la necesidad de concienciar a los ciudadanos de la importancia de la donación de tejidos, que es la gran desconocida. Mientras que un donante de órganos llega a siete receptores distintos, un donante de tejidos puede ayudar a más de 100 personas y algunos tejidos como las válvulas y las córneas que somos deficitarios“.

Dos años de donación de córneas
Los forenses del Departamento de Justicia han hecho posible obtener 292 donantes de córnea en los dos años que lleva el funcionamiento del programa, desde enero del 2016. Estas donaciones han servido para ayudar a recuperar o a mejorar la visión de más de 600 personas. Se tiene que tener en cuenta que con cada córnea donada se puede ayudar a recuperar la visión de dos personas porqué se puede dividir la córnea en dos segmentos distintos que se trasplantan a pacientes distintos.

Roda de premsa donació de teixits

Por segunda vez consecutiva, el Instituto de Medicina Legas y Ciencias Forenses de Cataluña (IMLCFC) se ha convertido en el tercer centro de obtención de donantes. El año 2017 se registraron 150 donantes de córneas, una cifra que solo fue superada por el Hospital Vall d’Hebron, con 383 donaciones, y el Hospital Clínic, con 301. El perfil del donante de córneas supera los 70 años ya que el limite de donación se sitúa a los 85 años.

Como se produce la donación

El proceso de obtención de un donante de tejidos empieza con un aviso del SEM por muerte de una persona en las condiciones que son competencia del IMLCFC. Eso activa todos los actores implicados en el proceso de donación: la Organización Catalana de Trasplantes; el Donor Center, la entidad dependiente del Banco de Tejidos que coordina las donaciones al conjunto de Cataluña y que se ubica al Hospital Clínic; i el mismo Banco de Tejidos.

A continuación, un enfermero ubicado a la sede del IMLCFC de la Ciudad de la Justicia hace una primera valoración del donante. En el caso de cumplir los requisitos médicos para ser donante de tejidos, contacta con la familia para pedir su consentimiento para la donación y poder hacerla efectiva en coordinación con el forense de guardia. Y finalmente, un juez tiene que autorizar la donación. Una vez cumplidos estos requisitos el equipo médico de guardia que el BST tiene 24 h al día se ponen en acción y se desplaza al quirófano de la Ciudad de la Justicia para proceder a practicar la autopsia. Las características de los tejidos permiten que se puedan obtener hasta 24 horas después de la muerte. Los tejidos se conservan en condiciones optimas hasta el momento de ser usados a temperaturas entre 2 ºC i 6 ºC, -80 ºC oen nitrógeno líquido, dependiendo del tipo.

Un donante de tejidos puede beneficiar más de 100 personas
Cada día hay 5 personas en Cataluña que reciben algunos tejidos que obtiene, procesa y subministra el Banco de Tejidos, y eso significa que este 2017, más de 3.300 personas se han beneficiado de alguno de éstos tejidos.

El BST es el encargado de manipular, preparar y hacer llegar a los hospitales de los tejidos provenientes de los donantes, que servirán para muchas intervenciones quirúrgicas. A banda de las córneas, el tejido que más se necesita es el músculoesquelético, que también es el tejido más usado en la práctica clínica. Casi cualquier hueso se puede obtener y trasplantar, y se puede utilizar para muchos casos distintos.

Lo más frecuente son repuestos de prótesis de cadera o rodilla por desgaste, las fracturas en personas mayores con osteporosis (se aumenta la densidad ósea), los tumores óseos, las reconstrucciones de ligamentos y menisco, y muchas otras intervenciones en cirugía ortopédica;pero no solo en cirugía del aparato locomotor se pueden utilizar los injertos músculoesqueléticos, sino que hay otras especialidades que se en que se pueden usar tejidos blandos, como la ginecología, urología, cirugía plástica, neurocirugía, estomatología (implantes dentales), etc.

Por otro lado, la piel también es el otro tejido más demandado e implantado: el BST distribuye el 100% de la piel de Cataluña, mayoritariamente a grandes quemados.

El impacto de tejidos que se extraen de un donante puede llegar a:

  • 50-100 receptores de tejido osteotendinoso: pacientes en situación de perdida de masa ósea por accidentes, infecciones o tumores. Además, los tejidos óseos pueden recuperar casas de inestabilidad articular e incluso sustituir tendones estropeados.
  • dos receptores de válvulas cardíacas: pueden guarir enfermedades congénitas infantiles y patologías valvulares del adulto debidas a infecciones, traumatismos o envejecimiento.
  • Entre dos y cuatro receptores de arterias: para casos de obstrucción importante de las arterias
  • Cuatro receptores de piel para grandes quemados
  • 2 receptores de córneas: la mayoría de córneas se usan en pacientes con edema y distrofia córneal

Trasplante pionero con cartílago fresco

Recientemente, la donación de tejidos ha permitido el primer trasplante de cartílago fresco en Cataluña, hecho el 2 de agosto pasado. Esta es una técnica que se hace a muchos pocos centros del mundo y que aquí se ha practicado por primera vez el Dr. Pablo Galber, especialista en lesiones complejas de rodilla (ICATME-Hospital Universitario Quirón Dexeus y Hospital de la Santa Creu y Sant Pau). “Se utiliza para pacientes jóvenes con lesiones graves de cartílago de rodilla, en casos en que es la única alternativa para evitar la colocación de una prótesis de rodilla, poco recomendable dada la edad, pero es una técnica difícil , hace falta un donante joven y la logística no es sencilla porqué el cartílago es especial, tiene que ser fresco porqué no es como los otros tejidos que se pueden congelar o liofilizar“, explica el Dr. Gelber.