¿Cuándo es mejor sacarse la leche para donar?

Imatge de DitsPetits "El Camí de la llet"

Para las madres que queráis haceros donantes de leche, es útil que sepáis que el mejor período es a partir de los 15 días del nacimiento del bebé, cuando el pequeño ha recuperado es peso del nacimiento, y hasta los tres meses. Os será más fácil producir leche extra para donar si lo hacéis en este intervalo de tiempo y lo podréis mantener a la larga.

La responsable que en estas primeras semanas sea más fácil sacarse leche es la falta de acción de una proteína llamada FIL (Factor Inhibidor de la Lactancia) que mantiene a ralla la producción de leche y compite con dos hormonas responsables de la producción de leche: la prolactina y la oxitocina. El caso es que durante los primeros meses, y como más extracción de leche hay, menos actúa.

Así, si durante el primer periodo un niño mama mucho, o una madre se extrae leche, también se extrae el inhibidor FIL y en las horas posteriores, se producirá mucha leche. Si en cambio, el niño mama poco, el inhibidor queda dentro y hace que el pecho produzca poca leche. Demás, se tiene que tener en cuenta que al cabo de 6 semanas, los niveles de prolactina vuelven a la proporción del embarazo y el FIL coge más protagonismo en la producción de leche.

Factores a tener en cuenta antes de donar

Donant Layla Pajuelo
Layla Pajuelo, donante, y el su hijo

Antes de hacerse donante de leche, tenéis que aseguraros que ya habéis establecido de manera normalizada la lactancia con vuestro hijo y que no tenéis ningún problema. Que no haya dolor, y que también tengáis motivación porque el ideal es que sea una actividad regular. A parir del inicio, lo podéis mantener tanto tiempo como queráis.

Durante el período que seáis donantes de leche, os será fácil que la extracción forme parte de la rutina diaria. Se recomienda aproximadamente una extracción al día como mínimo, ya que si solo lo hacéis ocasionalmente, os será más difícil mantenerlo.

En los casaos que más se recomienda es cuando hay hiperproducción de leche.

  • ¿Qué hace la oxitocina?
    Es la llamada hormona del “amor” y la responsable de la subida de leche. las fibras se contraen y ‘exprimen’ la leche. Se activa para la succión del niño (estímulos táctiles) y para estímulos sensitivos, cuando la madre oye el llanto del niño, por ejemplo, piensa en él o huele su ropa. Es aquel momento en qué la madre siente el flujo del líquido y el pecho se le llena de leche y gotea. Por contra, el miedo, la falta de confianza, situaciones de tensión o el alcohol, pueden bloquear esta hormona. Por eso es tan importante la tranquilidad de la madre donante.
  • ¿Que es la prolactina?
    Es la hormona encargada de fabricar leche. Cada vez que el niño mama, se libera un río de prolactina en la sangre y esta da la orden de fabricar leche a las células de los alvéolos, de la glándula mamaria. Si el niño tiene poca hambre o las tomas están muy separadas y mama poco, se producirá menos leche.

Trucos para conseguir más leche si quieres donar

L’Alba Padró ha estado con nuestros profesionales del Banco de Leche Materna que están en los hospitales para aclararnos las dudas más frecuentes entre las madres.

Alba Padró al Banc de Llet Materna
La experta en lactancia, Alba Padró, en el  Banco de Leche Materna

Según Alba, se tiene que tener en cuenta distintos factores a la hora de decidir ser donante. Para empezar, “la lactancia tiene que ser placiente y eficaz”, esta es la base, que no haya dolor ni ningún problema. Y tener en cuenta que todo será más fácil si la donación empieza antes de los 3 meses. “Este es un momento clave, porqué es el momento en qué la glándula entiende como funciona eso de dar el pecho, la producción se regula, y ya no hay el exceso de leche del inicio porqué no se podría aguantar. Por lo tanto, costará más empezar entonces con el tiraleches“. Además, “es cuando muchas madres han empezado a trabajar y es justo cuando prueban de sacarse leche y les cuesta“.

 

Uno de los casos donde se recomienda la donación es en la hiperproducción de leche. El exceso de leche, lejos de ser una maravilla, es un problema, explica Alba; “hay mucho dolor, leche a todas horas, no se consigue estar más cómodo, siempre con la ropa sucia,… etc, la donación puede hacer que tenga sentido tanta leche, es una buena excusa porque es más fácil sacársela. Si una madre ha tenido hiperproducción en una lactancia anterior, le será una muy buena opción”.

Se tiene que tener en cuenta siempre que la leche extraída no es la que necesita el bebé, que siempre es excedente. “Es muy importante ser consciente para estar motivada y hacerse donante de leche”.

Por otro lado, “la producción de leche se puede modular, aumentar y estimular en cualquier momento: haciendo extracciones diversas a lo largo del día, poco rato y muy frecuentes”. Si el niño duerme durante la noche, también es un buen momento para despertarse y sacarse leche más fácilmente, añade la experta.

Así que, “es mejor sacarse leche diversas veces al día para estimular la producción en lugar de mucha cantidad en una sola extracción”. Un buen momento para hacerlo es por la mañana porque puede ser que el bebé haya alargado las tomas y la madre este más llena. “Uno de los momentos punta para sacarse leche, a pesar de su dificultad, es cuando el bebé está amamantando, porque su succión estimula más producción a los dos pechos a la vez”, explica Padró.

  • Empezar a partir de los 15 días si el bebé ha recuperado el peso del nacimiento
  • Antes de los 3 meses os será más fácil conseguir leche
  • Hacerlo cuando hay hiperproducción de leche puede ser un alivio para la madre
  • Sacarse leche por la mañana, porque puede ser que la mama esté más llena
  • Sacarse leche de manera frecuente y poco rato, aumenta la estimulación
  • Hace falta que no tengáis dolor
  • Se tiene que estar preparada y motivada
  • La lactancia tiene que ser placiente y eficaz