Enfermeros y enfermeras del Banco de Sangre muestran su trabajo en las redes en su Día Mundial

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Enfermería el sábado 12 de mayo, un grupo de enfermeros y enfermeras del Banco de Sangre dan visibilidad en su trabajo a través de la redes sociales. El Banco de Sangre quiere reconocer a este colectivo tan imprescindible en la donación de sangre que está integrado por un total de 250 profesionales, un 8,4% mujeres y un 16% hombres. Todo ellos trabajan en los diferentes Bancos de Sangre que hay en los distintos hospitales de Cataluña y en todos los autobuses y campañas de recogida de sangre.

Con la expresión anglosajona “I am IN” (Me apunto!), este grupo de enfermeras y enfermeros explicaran los momentos vividos en su trabajo y sobre la donación de sangre en @donarsang (al Twitter, Facebook i Instagram) sábado durante todo el día. Quieren dar visibilidad a su compromiso con la donación de sangre altruista, y a la vez, mostrar su orgullo de formar parte del colectivo.

Explicaran anécdotas y momentos curiosos vividos en la sala de donación, y harán difusión de la vital importancia que tiene su trabajo en un sistema que necesita promoción constante para conseguir las 1.000 donaciones de sangre que son necesarias diariamente en Cataluña.

Podréis conocer estos protagonistas del Día Mundial de la Enfermería y sus mensajes en las redes sociales del Banco de Sangre y siguiendo la etiqueta #IamIN y la genérica #DiaMundialInfermeria.

 

Monica Romero, Infermera del BST

Mònica Romero
12 años trabajando en el BST

“Lo que siempre recuerdo es cuando vamos con la unidad móvil. Depende del lugar donde ponemos el autobús, entra gente pensando que vamos dirección La Roca Village “.

“A menudo cuando realizamos campañas en los centros educativos, me he encontrado niños que me han cogido de la bata gritando que no pinchara a su madre o padre!”.

“Tienes que poner en la piel del otro. Se trata de tener empatía. Y por mucho que el cuestionario de pereza llenarlo, es necesario hacerlo para saber qué cambios se han producido en tu vida, el tiempo pasa muy rápido.”

 

Teresa Vico
25 años trabajando en el BST

“Siempre que vamos a escuelas piensas que no te preguntarán nada, pero los niños siempre te sorprenden. Tienen mucha curiosidad y así lo muestran con sus dibujos”.

“Si hay gente que recibe sangre, es porque hay gente que en mujer. Hay gente muy valiente que no valora que el gesto que está haciendo es muy importante.”

 

 

Sònia Muñoz, infermera del BST

 

Sònia Muñoz
19 años trabajando en el BST

“En una campaña de donación a una universidad, me vino un chico y una vez tumbado en la camilla me dijo: antes de pincharme quiero ver la aguja. Le enseñé la aguja y se marchó”.

“Seguro que a lo largo de todo el día tenemos un rato para ayudar a los demás”

 

 

Cristina Prieto, infermera del BST

 

Cristina Prieto
8 años trabajando en el BST

“La mejor experiencia que recuerdo fue pinchar a mi padre, tengo que decir que fue muy buen donante”

“El acto altruista siempre llama la atención. No me viene a la mente ninguna acción más solidaria hacia otra persona que donar sangre”

 

 

 

Francisco Barba, infermer del BST

 

Francisco Barba
18 años trabajando en el BST

“Al final te quedas con los momentos con tus compañeros. Son muchas horas y entre bromas e historias siempre te saca una sonrisa”.

“Es una cosa muy normal. La gente no es consciente que con un momento puedes ayudar a muchas personas”.

 

 

Enric Vall-Llobera, infermer del BST


Enric Vall-Llobera
3 años trabajando en el BST

“Siempre recordaré cuando fuimos con el autobús a hacer una campaña en mi barrio, pinché gente muy conocida, hasta a mi suegro”.

“Con un familiar es muy fácil empezar la rueda de la donación. Si hay un primer donante con la tirita en el brazo, la gente le llama la atención y el ‘boca a boca’ es mucho más fácil”

 

Susana Diaz del Río, infermera del BST

 

Susana Díaz del Río
31 años trabajando en el BST

“El otro día en el autobús vino a donar sangre un chico que hacía 18 años. Era la primera cosa que hacia el día de su cumpleaños”.

“La sangre no se fabrica, necesitamos donantes para seguir adelante”. 

 

 

Paqui Morales, infermera del BST

Paqui Morales
22 años trabajando en el BST

“Un día llegando al Banco de Sangre del Clínic me encontré un donante andando. Al palo donde normalmente va el suero había una bolsa de sangre, le estaban transfundiendo”.

“Cualquier de nosotros puede necesitar una bolsa de sangre, en el momento más imprevisto. Para superarlo hace falta donar”.

 

 

Berta Folguera, infermera del BST

 

Berta Folguera
6 meses trabajando en el BST

“Haciendo la ronda por la salas del hospital, un paciente me pidió si podía venir a visitarme. El día siguiente vino y me agradeció el servicio y el trato que le dimos”.

“Vivimos en un mundo muy egoísta. Si no nos ayudamos los unos con los otros, no avanzamos. Donar sangre es una manera muy bonita de ayudar a los otros”.

 

 

Gemma Vilche, infermera del BST

Gemma Viche
16 años trabajando en el BST

“Siempre hay donantes muy frecuentes, que cada vez que vienen parece que te tengan que poner una alfombra roja y hacerte una referencia”

“Tranquilidad y buen rollo. Se tienen que sentir como en casa y los has de tratar de la mejor manera posible”.