De las ‘nodrizas’ a los bancos de leche

El papel de las ‘nodrizas’ ha estado fundamental a lo largo de la historia de la humanidad para reducir la mortalidad infantil. Durante muchos siglos, la leche materna de otra mujer era la única alternativa para los niños que no recibían leche de su madre. Cuando una mujer moría durante el parto, o estaba enferma, se tenía que desplazar o no tenía suficiente leche, las mujeres de su comunidad que estaban amamantando se hacían cargo de dar el pecho al niño tanto tiempo como fuese necesario. Eran llamadas ‘nodrizas’, un servicio que se convirtió en un ‘oficio’.

Esta red solidaria entre mujeres cambió radicalmente en occidente con la revolución industrial y la incorporación de la mujer en el trabajo. Durante el s. XIX y principios del XX, la función de las nodrizas fue desapareciendo y frente la dificultad de encontrar leche materna para los niños hospitalizados, se crearon los primeros bancos de leche.

Los primeros bancos de leche nacen a principios del siglo XX

història dels bancs de llet
historia de los bancos de leche

El primer banco que se conoce se creó en Austria en 1909. Poco después, en 1911 se abre a Boston el primer de EEUU, el “Boston Wet Nurses Directory”. Este contaba con 8 nodrizas que vivían al banco y que amamantaban a los niños directamente o se sacaban la leche para darla. Este banco fue de los primeros en descubrir instrucciones higiénicas, de dieta y de como sacarse la leche entre las donantes.

El primer banco que se conoce se creó en Austria en 1909

 

Uno de los principales retos que afrontaron los bancos los primeros años en aparecer fue como conseguir preservar la leche, ya que por entonces no había refrigeradores. En 1909 dos médicos alemanes consiguieron conservar la leche durante 32 días con peróxido de hidrógeno. Y no fue hasta 1930 que el Banco de Leche de Boston puso en marcha un sistema de refrigeración rápida que representó un salto decisivo en el reto de conservar la leche. El 1936 se desarrolló un sistema de pasteurización de la leche que consiguió mantenerla esteril durante 2 años. En aquella época existían ya 12 bancos de leche en EEUU.

Un de los principales retos de los primeros años fueron como preservar la leche, ya que por entonces no había refrigeradores 

Al Estado se implanta al modelo fracés que optaba por adimistrar leche de vaca

Por lo que hace aquí, la puesta en marcha de los bancos de leche fue un poco distinto, ya que se impuso el modelo francés que nacia de los “Consultorios de Niños de Peche y Gota de Leche“. En la misma época que en Austria, Alemania y EEUU arrancaban los bancos de leche, en Francia nacían estos consultorios para lactantes en que atendían a madres que no podían amamantar y les ofrecían como alternativa la lactancia artificial. Se sabe que ya el año 1898, en Francia se esterilizaba leche de vaca en temperaturas de entre 105-115 ºC durante un cuarto de hora.

Este modelo basado en la distribución de la leche que no era de madre es el que llegó en España de la mano del dr. Francisco Vidal Soares. El 1890 se abrió en Barcelona el primer consultorio gratuito para amamantar niños donde también se les daba leche esterilizada y harina. Más tarde, el 1904, Rafael Ulecia y Cardona funda en Madrid el primer “Consultorio de Niños de Pecho y Gota de Leche”. A partir de entonces, fueron proliferando diversas ciudades del Estado.

El VIH y la comercialización de la leche de fórmula frenan los bancos de leche

En los años 40, coincidiendo con la 2a Guerra Mundial se produce la primera gran expansión de los bancos de leche materna en muchos países de Europa, también en Brasil y los EEUU. Pero a finales del x. XX con la aparición del VIH y la contatación de la  trasmisión del virus a través de la leche de la madre, los bancos de leche sufrieron una sacudida importante y muchos cerraron. La comercialización de las formulas de leche artificial para prematuros, también contribuyeron en gran medida.

A finales del s. XX con la aparición del VIH, los bancos de leche sufrieron una sacudida importante

Los bancos que entonces continuaron tuvieron que aplicar medidas estrictas de control y procesamientos de la leche recibida para evitar la trasmisión de enfermedades infecciosas a los niños. La pasteurización y la congelación de la leche serán los sistemas más fiables de esterilización, ya que perservan la mayor parte de los beneficios de la leche materna.

El 1990 se regulariza el funcionamiento de los bancos con unos protocoles de cumplimiento obligatorio para asegurar la esterilización de la leche y eso hace que, a partir de 1995, comiencen a resurgir los bancos de leche en todo el mundo.

En España, la creación de bancos de leche es muy reciente, hace 15 años y en Cataluña, hace 5. A principios de siglo la lactancia materna entre los niños enfermos y prematuros y, en casi la mitad de los servicios de Neonatología, la leche materna se congela y se guarda para darla al propio hijo.

En Cataluña, el Banco de Leche, intergrado dentro del Banco de Sangre y Tejidos, ha celebrado el 5º aniversario este año

El 2001 se creó en Palma de Mallorca el primer banco de leche materna del Estado, y solo 6 años después, se creó el de la Comunidad de Madrid, en el Hospital 12 de Octubre. A partir de entonces, la red se ha multiplicado y ahora ya existen bancos o experiencias similares en Granada, Valencia, Barcelona, Aragón, Extermadura y Castilla y León, Sevilla, Cantabria y Asturias. En Cataluña, el Banco de Leche, integrado dentro del Banco de Sangre y Tejidos, ha celebrado el 5º aniversario este año y durante este período, unas 2.500 madres han donado leche. 

Fuentes:

Informe sobre los bancos de leche de madre. Situación en España. Asociación de Neonatología del Hospital 12 de Octubre. Dra. CarmenR. Pallós. Oct.2005
– Guías de los Bancos de Leche Materna de la AEBLH. Aspectos comunes de los Bancos de Leche.