La leche materna del Banco puede reducir hasta la mitad una patología digestiva grave en los prematuros extremos

prematur

Una de las afectaciones más graves que corren el riesgo de sufrir los bebés prematuros y que afecta a su inmaduro sistema digestivo es el enterocolitis necrotizante (ECN), una infección e inflamación de los intestinos con riesgo de perforación. Por suerte esta patología se ha reducido mucho en los últimos años.

Equip de nit del BST de la Vall d'Hebrón
Equipo de noche del Banco de Sangre de la Vall d’Hebron. Jessica Orús y Hortènsia Bleda son la 3ª y la 4ª por la izquierda

Un estudio hecho este 2017 por Jessica Orús y Hortpensia Bleda, dos enfermeras del Banco de Sangre y Tejidos de la Vall d’Hebron, donde pertenece el Banco de Leche Materna, ha constatado que cuando los prematuros extremos se alimentan de leche materna del Banco, se puede reducir hasta la mitad la afectación para enterocolitis necrotizante. Los bebés estudiados son los que pesan menos de 1.500 gramos y nacen con menos de 32 semanas de gestación, o bien cumplen alguna de las dos condiciones.

El tratamiento de ENC es médico, pero si la afectación es más grave, hace falta un drenaje y hasta se les hace una cirugía para extraer el tramo de intestino afectado. En casos extremos, ECN puede llegar a producir la muerte.

Orús y Blenda han puesto en evidencia un hecho observado hace tiempo por los profesionales de las UCI de Neonatología: la eficacia de la leche materna como primera opción de alimentación del prematuro, y de la leche procedente del Banco de Leche, como segunda opción, en caso de no tener la leche de la propia madre, porqué puede tardar en subir, por ejemplo.

 

El camí de la llet
Imgen de la exposición “El camí de la llet, de les mares als nadons prematurs”. Autora: Victòria Peñafiel (Dits petits)

Seguimiento de 600 bebés a la UCI de Neonatología de la Vall d’Hebrón
El estudio, hecho entre bebés de la UCI de Neonatología de la Vall d’Hebrón ha comparado la afectación de el EN en más de 600 prematuros a lo largo de dos períodos, del 2010 al 2012, cuando todavía no se subministraba leche materna del Banco y del 2014 al 2016, cuando ya se había implantado completamente. El resultado no deja duda: “con leche materna del Banco ha habido una reducción relativa del 50% de EN en los prematuros extremos”.

 

Las primeras 24 horas son muy importantes para introducir las leche materna, o si no se puede, la del Banco.

La primera opción de alimentación en el prematuro es la leche materna de la propia madre, pero cuando eso no es posible, la siguiente opción de alimentación es la leche materna del Banco. Jessica Irús destaca que además, el estudio muestra la importancia de donar leche materna del banco durante las primeras 24 horas después del nacimiento, cuando en ciertas circunstancias, la madre todavía no puede amamantar. La leche materna del banco en estos casos hace de puente en estas primeras horas hasta que la propia madre no puede alimentar el bebé directamente con su leche.

Las ventajas de la nutrición con leche materna, sea del banco o de la madre, son múltiples:

  • Beneficia a todos aquellos bebés prematuros que no puedan ser amamantados por su madre
  • Ayuda a regular el tránsito intestinal
  • Mejora la tolerancia digestiva
  • Reduce la permeabilidad intestinal de barrera a microbios, bacterias y virus.
  • Consigue que el cuerpo absorba y utilice mejor los nutrientes

Este es uno de los pocos estudios existentes que analiza la repercusión de la leche materna del banco en los prematuros.