Donantes

Donación de placenta

Donació de placenta

Ayuda a las personas con problemas de visión, quemaduras o úlceres

La placenta es un órgano excepcional que se desarrolla durante el embarazo.

En general, la placenta se rechaza después del parto. La capa más interna de la placenta es la membrana amniótica, que tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y regenerativas.

Cuando donas placenta al Banco de Tejidos, ayudas a las personas que tienen problemas de visión o a los que sufren heridas incurables con fármacos convencionales.

Usos de la placenta

La donación de placenta es un acto voluntario, anónimo y altruista. Se destinará a cualquier enfermo que la necesite sin discriminación.

¿Qué debes hacer si quieres donar?

Actualment la donació es pot fer als hospitals de la Vall d'Hebron i Clínic. En breu s'ampliarà a més hospitals.

Será necesario que le digas a tu ginecólogo que quieres donar la placenta.

El equipo que te asistirá durante el parto te pedirá que firmes una autorización y te extraerá un tubo de sangre para analizarla.

Una vez que haya nacido tu bebé, el equipo recogerá la placenta y la hará llegar al Banco de Tejidos para que la podamos analizar, procesar y hacer llegar a los pacientes.

¿Tienes alguna duda? Escríbenos a bt(ELIMINAR)@bst.cat.

Puedes donar placenta si:

  1. Eres mayor de edad
  2. Tienes unos hábitos de vida saludables
  3. No sufres enfermedad infecciosa a través de la sangre
  4. Llenas y firmas el consentimiento. Puedes descargarlo desde aquí.