Cataluña tiene un grupo de 38 donantes de un tipo raro de plaquetas que hace turnos semanales para donar

Homenatge donants HPA1-

Son una gran familia que, aunque no sean familiares, comparten un mismo tipo de sangre y muchos años de donación. Todos ellos tienen un tipo de plaquetas que es muy poco frecuente (HPA1a-) y que puede salvar la vida de los bebés que padecen una enfermedad muy grave llamada trombocitopenia neonatal al·loinmune. Este trastorno es provocado por la incompatibilidad de las sangres entre la madre y el feto.

Imma Capdevila, la coordinadora del programa del BST
Imma Capdevila, la coordinadora del programa del BST

Como las plaquetas tienen una vida de 5 días, los donantes con el grupo plaquetas HPA1a- tienen que hacer turnos para asegurar que siempre haya stock disponible en Cataluña por si nace un bebé afectado, a quien le tendrán que transfundir rápidamente plaquetas HPA1a-.

La incompatibilidad entre la sangre de la madre y del feto es la causa

 

 

 

 

Un 3% de la población (mitad hombres, mitad mujeres) tienen este grupo plaquetar especial, pero como no es un estudio que se haga de forma rutinaria, hay embarazadas que no lo saben. El problema aparece cuando el hijo tiene el grupo plaquetar normal. Entonces la madre puede fabricar anticuerpos contra el niño que le pueden provocar la destrucción de las plaquetas y como consecuencia, puede hacer hemorragias y afectarle la parte más sensible: el cerebro.

El 10% de estos bebés mueren y el 20% puede tener secuelas neurológicas irreversibles. De las madres con HPA1a-, un 30% presentan incompatibilidad con el primer embarazo (similar a la enfermedad hemolítica del bebé), y en el segundo embarazo, la recurrencia es del 100%.

Un 3% de la población (mitad hombres, mitad mujeres) tienen este grupo plaquetar especial

El trastorno requiere la transfusión inmediata de plaquetas HPA1-

Se calcula que 1 de cada 1.000 bebés nace afectado por esta enfermedad que, desde el momento que se detecta, requiere una intervención inmediata. El Banco de Sangre fue pionero en 2009 al Estado en disponer de un stock permanente de plaquetas HPA1a- en Cataluña para garantizar el subministramiento de plaquetas con 10 minutos en cualquier hospital. Desde entonces, Imma Capdevila, la coordinadora del programa del BST, se encarga de la organización de las donaciones y de asegurar que haya un stock permanente de plaquetas HPA1a negativas.

“Des del BST estamos dando respuesta hace 8 años en una situación que es urgente, que requiere una actuación muy rápida y que es una enfermedad potencialmente muy grave. Pero que si hacemos el tratamiento adecuado, el pronostico es benigno”, explica Capdevila. En caso contrario, la trombocitopenia neonatal al·loinmune puede tener secuelas neurológicas irreversibles. Hay que tener en cuenta que el 50% de las hemorragias cerebrales son intrauterinas.

El Banco de Sangre fue pionero en 2009 en el Estado en disponer de un stock permanente de plaquetas HPA1a-

En la actualidad, la mayoría de donantes son del Hospital Vall d’Hebron (23), pero también hay 6 al Hopsital de Sant Pau, 5 al Hospital Clínic, 2 en Badalona y 2 en Bellvitge. El 24 de mayo de 2014 se homenajeó a estos donantes que hace años que donan plaquetas de forma altruista, como se ve en las imágenes.
La donación de plaquetas des distinta a la donación de sangre y por eso, la planificación de las donaciones es más compleja. Los donantes tienen que tener un recuento de plaquetas alto cuando donan, la frecuencia de las donaciones puede ser 15 veces al año y la recuperación es muy rápida, en 5 días el cuerpo ya vuelve a tener el nivel normal de plaquetas. Hacen falta mejores venas que con la donación de sangre y es más larga: se requiere entre 60 a 90 minutos.